GRAN INVALIDEZVOLVER-A-EMPLEO

GRAN INVALIDEZ 2016-10-28T07:22:06+00:00

Es la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

REQUISITOS: ver requisitos comunes en página 67.

CUANTÍA: (El cálculo de la Base Reguladora se especifica más adelante en el apartado de requisitos comunes).

  • Como norma general se cobrará el 100% de la base reguladora más un complemento para remunerar a la persona que atiende al beneficiario. El complemento no podrá ser inferior al 45% de la pensión percibida.
  • Los trabajadores mayores de 65 años que no tengan cotización suficiente para acceder a una pensión de jubilación cobrarán el 50% de la base reguladora más otro 50% para remunerar a la persona que le ayuda.
  • En el caso de que la incapacidad derive de accidente de trabajo o enfermedad profesional causada por máquinas o instalaciones que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, la pensión se incrementará entre un 30% y un 50% según la gravedad de la infracción. Este incremento deberá ser abonado por el empresario infractor.

COMPATIBILIDADES

  • La pensión no impedirá el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.

ABONO

  • Si la incapacidad se deriva de enfermedad común o accidente no laboral, se cobrarán 14 pagas (12 mensualidades más 2 pagas extra).
  • Si la incapacidad se deriva de accidente de trabajo o enfermedad profesional, se cobrarán 12 mensualidades.
  • La pensión de GI así como la de jubilación, derivada de ella, está exenta de retención del IRPF.